Hasta que punto inspira Menorca

Pues si! tenemos mucha suerte…somos poquitos los que vivimos en Menorca todo el año.

La verdad es que despertarse cada mañana con los colores y olores de la isla es un privilegio, a mi me inspira. En invierno es tan salvaje que ni te lo creer, playas vacías de gente con la arena aplanada por las olas y los campos verdes como en Escocia.

Lo de las playas siempre me ha recordado al día después de una fuerte nevada. La nieve pasa de estar pisoteada o apelmazada a ser como un mando de nata/crema. Sin rastro de huellas humanas.

Aquí pasa igual, en verano las playas tienen las marca de las pisadas de la gente que se espatarra en ellas para descansar de un largo año de trabajo. Después llega el otoño y los primeros temporales reconstruyen el aspecto original de las playas. La arena se recoloca, el viento la moldea y nos deja unos paisajes de vértigo!

Porque ya se ocupa la naturaleza de borrar nuestro rastro.

Y entonces no puedes parar de mirarlas, la arena limpia y las aguas cristalinas son hipnóticas.

Pero eso no es todo, si vas de aquí para allá te encuentras con paisajes verdes y llenos de florecillas que van apareciendo a lo largo de las estaciones. Una tanca (así llamamos a los espacios cerrados por las paredes de piedra) amarilla de «vinagrelles» otra lila de cardos, muchas de color verde con forraje sembrado para las vacas.

¡¡Las vacas!!! hay muchas, creo que es de lo que más sorprende la primera vez que pisas Menorca hay vacas por todas partes y de ellas el súper queso que se hace en la isla, salado… como ella! http://www.quesomahonmenorca.com/ca/

Y bueno, de estas y otras cosas más saco la inspiración para mis diseños, vivimos en un pequeño reducto de naturaleza y Menorca se merece que creemos cosas sostenibles y éticas, porque la ética de sus habitante ha ayudado a conservarla y así podemos ofrecer a nuestros visitantes y foráneos un poco de nuestra filosofía.

Por eso hago Trankilament t, una marca de slow fashion, relajada, ética y sostenible con certificado ecológico GOTS, ético FAIR WEAR y PETA.

¡Ya veis… es difícil resistirse a sus encantos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *