Hoy como que no tenía ganas…

Pues si, no tenía pero ahí va!

Me voy a quedar con una parte de un libro que estoy leyendo a paso de tortuga, rollo pe pa pi po pu… porque estos días no hay quien se concentre de ninguna manera además, me regalaron una lamparita de esas de pinza y no veas, parece que está programada para adormecerte, la pila no se acaba nunca pero mientras lees se va apagando lentamente… y al final no veo un pijo!

Y vamos, entre que no me concentro ni con una peli, que la luz se va atenuando y que cada día veo un poco menos… duro dos telediarios.

Si a eso le sumas que afortunadamente somos de buen dormir en casa rollo quedarme frito con los créditos de la peli sin darme cuenta o como el otro día que vimos EL CUERPO, que no está mal… para pasar el rato y justo en el desenlace me quedé frito, pues eso que el libro me va a durar dos años.

Volvamos al libro, que se me va la pinza y os cuento mi vida…jeje

El libro, interesante…ya os diré en próximas ediciones como se llama…así igual repetiis.

Habla del hombre/mujer, como especie y de su paso por la Tierra nuestro bonito y enfadado planeta… en el cuenta lo destroyers que hemos sido con la fauna del lugar, hemos extinguido macro animales autralianos que no habían visto nunca a tipos como nosotros, sin dientes grandes, pequeños, lentos…etc… y se confiaron, mal! acabamos con ellos, ahora sólo son fósiles bonitos.

Hablo de Australia porque es lo que me viene a la cabeza, siempre he pensado que su forma es como Menorca, my island pero en rechoncho y enorme la verdad… aquí no teniamos grandes mamíferos pero si el myotragus una inocente cabra silvestre que tampoco había visto un humano cuando llegamos y nos los zampamos a todos, eso si ha dejado unos bonitos e intrigantes restos diseminados por los vertederos talayóticos.

Vuelvo al libro… pues resulta que el Homo Sapiens, tras vivir muchos años a sus anchas, deambulando alegremente en pequeños y sostenibles grupos cometió el error… digo error porque se ve que viviamos bastante más tranquilos, sin posesiones mobiliarias que nos anclasen a un lugar, sin tener que defender un territorio por haberlo adecuado y adecentado… si venia un grupo de chungos te ibas y listo ancha es Castilla!

Pues entonces en medio de tanta felicidad llegó el trigo… una planta que daba de comer pero la verdad según dice el escritor sujeta a cuidados y manías importantes. De ella dicen que fué domesticada por el hombre pero también hay quien opina que fué ella quien nos domesticó a nosotros, forzándonos a establecernos en un sitio a expensas de su éxito como especie

Y así fué, de nuestra mano se expandió por todo el planeta y ahora está en todos los continentes… y ahí quería llegar yo! estará el virus haciendo lo mismo? de momento nos tiene en casa y nosotros somos quienes lo expandimos.

Ahí lo dejo, espero que se acabe ya esta historia!