Patinando al revés… bajo las luces de los Champs Élyséens!

Si es que tenemos delito!

Así somos, nos gusta poner a prueba las leyes de la física… como dice mi cuñado Miki : T’agrada la nata? t’agrada el xoris?… pues t’agrada el xoris amb nata! jajaja….

Y la verdad es que solo de pensar en una rodaja de chorizo rojo, rojo… con un chorrito de nata encima me entra por la vista que no veas, el tema de salir ya veríamos como sería pero de buenas a primeras me imagino en un buffette de Hotel dándome codazos con los del imserso para pillar una o dos rodajas!

Volviendo a los vaciles a la física, como somos muy molones el cambio de milenio lo hicimos en Paris… por eso siempre nos quedará Paris! Amablemente el sr. Don Pimpuá nos alojó en su apartamento de tamaño caja de zapatos donde las nalgas de quien cocinaba salían al pasillo para deleite de sus acompañantes.

Tras los 200 km matutinos a pie para visitar la ciudad de las luces nos fuimos hacia la plaza de Trocadero para celebrar el ilustre cambio de milenio… una pasada, Paris sin coches es más alucinante que un día normal… yo diría que faraónico! con sus inmensas calles para goce y disfrute de los peatones.

Pues bueno, celebramos las campanadas y como allí el tema bebercio es imposible básicamente paseamos por aquí y por allá.. hasta que en un momento de aburrimiento decidimos que si una pista de patinaje te permite deslizarte, por qué no podríamos deslizarnos con unos zapatos de hielo? Y así lo hicimos, conseguimos cubitos…cómo? ni flowers y montamos a nuestra amiga Rosa sobre 4 cubitos, 2 en cada zapato y le estiramos camino de la Boix de Boulogne…jajaja… que risa!

Otras veces hemos puesto las leyes de la física al limite, somos unos out siders! Así de pronto me viene a la cabeza nuestro amigo Dani P, siendo empujado desde Acapulco, como llamamos a unas rocas que hay para saltar al mar en Binibeca y el tío en un alarde de sangre fría se gira en el aire y dispara un escupitajo al empujador en toda la frente! Suerte, pericia? Si me interrogara el KGB diría pericia hasta la muerte!

Otra cosa es lo de Jime, el tío ha tenido más coches que Fernando Alonso… eso sí, a cual más feo! El que mejor recuerdo es un 127 de color azul marino con asientos de borrego… de borrego!!! que era capaz de las azañas más arriesgadas… aún recuerdo como si fuera ayer su frase : Has hecho alguna vez un Abú Umar???? a lo que todos contestábamos : Noooo! Y el tío pasaba por encima de una rotonda! Hoy en día dormiriamos en el calabozo!

Y a la realidad volvemos, que nos hace volver de tanto en tanto royo gota malaya! Aquí estamos aún, confinados cada uno en su casa con la mirada puesta en el día de mañana… domingo 25! Al fin los petits enfants podrán salir a dar un paseo de 1 hora, a 1 km de casa y 1 vez al día. Lo podríamos llamar los 3 unos…jajaja…

Los 3 unos es la cosa más esperada de las últimas semanas, ha generado polémica como no ha generado el virus… ha propiciado una avalancha de críticas sobre el gobierno brutal y fruto de la super tensión que soportamos… ha habido de todo, la gente de a pie que estamos hasta el gorro del confinamiento hemos alzados nuestras voces y hemos sido escuchados, afortunadamente! y así debe ser!

Pero por otro lado me asomo al caso Portugués en que la oposición dijo : Aquí estamos para apoyar y colaborar! Y alucino con la diferencia!

Aquí la oposición está haciendo gala de no se que tipo de criterio que en mi opinión no conduce a nada, estamos en una situación de lo más complicada e imprevisible… deberían arremangarse y aportar, como decían en mi colegio : Les crítiques constructives!

Está bien que hayan recibido un toque de atención porque se venían un poco arriba aunque el tema no va de tendencias ni colores, el tema va del barco en el que estamos… todos deberíamos estar en el mismo.

Os adjunto una ilustración que hice el otro días sobre los barcos de colores!

Feliz finde y feliz días de los 3 unos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.